Beneficios en el desarrollo del músculo

Cuando el objetivo es desarrollar el músculo, la proteína de la leche se convierte en una clave importante de la dieta, pues es un magnífico suplemento natural cuando se combina con una alimentación sana y una adecuada actividad física.

La proteína láctea, la gran aliada para el desarrollo del músculo

La proteína de la leche y su influencia en el desarrollo del músculo es uno de los grandes beneficios para aquellas personas que optan por una vida saludable, activa y con un alto nivel de exigencia física. La proteína láctea es un excelente suplemento natural para mantener y mejorar la musculatura corporal, combinado con una alimentación sana y una correcta actividad física.

Y es que, por ejemplo, la falta de ejercicio, y la mala alimentación son algunos de los culpables de la pérdida de músculo. La proteína es el principal constituyente del músculo, especialmente los aminoácidos. De media, un hombre necesita consumir 100 gramos de proteína al día, mientras que la mujer necesita unos 70-80 gramos.

Y ¿por qué es beneficioso el consumo de lácteos para el músculo? Principalmente, porque la proteína de la leche tiene una alta biodisponibilidad, lo que significa que contiene todos los aminoácidos necesarios en una forma de fácil absorción. La proteína de la leche tiene dos componentes principales: caseínas y proteínas de suero. Las caseínas se absorben más lentamente, mientras que las proteínas de suero se absorben más rápido. Ambas formas de proteínas contienen aminoácidos que forman parte del tejido muscular. Agregando esto a la alta concentración de aminoácidos esenciales y ramificados, el componente proteíco de la leche se vuelve aún más completo.

Los deportistas y personas con un alto nivel de actividad física requieren una aportación importante de proteínas para afrontar sus rutinas, y encuentran en los lácteos una de las fuentes principales. El cuerpo está continuamente desarrollando y descomponiendo bloques de proteínas a lo largo de todo el día. Sin embargo, estos dos procesos opuestos se mantienen generalmente en equilibrio. Cada vez que se ingieren proteínas, se estimula la síntesis de estas durante unas horas, y siempre que el cuerpo tenga una fuente sostenible de aminoácidos disponibles, el proceso natural de descomposición de bloques de proteína se mantendrá bajo control.

Por esta razón, la combinación de suero de leche y caseína son la mezcla ideal cuando el objetivo es desarrollar el músculo. Profundizando en el momento de su consumo, está demostrado que su ingesta después del ejercicio evita roturas de fibras musculares y reduce las posibilidades de sufrir lesiones musculares.

Por otro lado, las dietas destinadas a la pérdida de peso también se benefician de la presencia de lácteos, especialmente lácteos sin grasa o bajos en grasa. Los productos lácteos sin grasa contienen grandes valores nutricionales, ya que no contienen grasa, son ricos en proteínas y contienen vitaminas y minerales.

Proteína
La proteína de la leche, clave en una dieta saludable
Proteína
Proteínas lácteas y sus beneficios para aumentar la masa muscular y el desarrollo de los huesos
Proteína
Proteína láctea en las comidas para una dieta equilibrada